La Parada del Xenomorfo

“Buenas, mi nombre es Entebras y vengo a enseñaros mis mierdas…”

Esta web fue creada con un claro propósito: como catalizador de sinergias, lugar de visita para outsiders ávidos de arte conceptual y exotismos (No drugs or Nuclear Weapons allowed!); para cinéfilos que recitan con la misma intensidad emocional líneas de guión del primer Kevin Smith y de James Cameron; techies que se asombraron con el paso de la línea de comandos a las interfaces gráficas, habitantes de un mundo estilizado, inmortal y extrañamente caótico; sibaritas capaces de recordar las letras de cualquier canción Bravú y también del sonido California, sin renunciar a su alma electrónica (¿Qué importa el estilo?); féminas que hace tiempo que dejaron de ser princesas para convertirse en ingenieras; amantes de la reforma cuyo único credo es la sinestesia y el diseño; y en general, curiosos/as de lo singular y de las pinups añejas, viñetistas frustrados/as, arqueólogos del videojuego; pajeros de la xplotation (Semper Fidelis); nostálgicos/as kitsch de una política que probablemente nunca existió, y ávidos consumidores de Eastern Eggs de todo tipo. Vamos, moscas que vuelan hacia la luz, pero sin quemarse.

Esto así, de entrante. Podéis ir afilando los cuchillos…

Y a los adoctrinadores, fans del postureo y de lo anti, los que etiquetan y tienen muchas respuestas pero no se hacen ninguna pregunta: si habéis caído por aquí de manera accidental, un mensaje: No digo que no sea verdad lo vuestro, sólo que no me lo creo.

Bienvenidos/as a mi distrito, una zona saturada de materia gris y libre albedrío a partes iguales. Bon appetit.

Anuncios